estadio raymond james blog mmatt arq

Estadio Raymond James, el barco pirata

Del “Big Sombrero” al barco pirata

Al norte de la Bahía de Tampa, en el condado de Hillsborough, Florida, se levanta el Estadio Raymond James. El hogar de los Bucaneros de la NFL, reconocido por su icónico barco navegando en la cabecera norte del estadio. 

Desde la adquisición del equipo en 1995, el actual dueño de la franquicia, Malcolm Glazer, definió como prioridad la mejora sustancial del estadio. Esto, contrario a la costumbre, llegó a través de una edificación totalmente nueva y no solo como una remodelación. El empresario consiguió los permisos y el apoyo estatal para la construcción de un nuevo inmueble bajo la amenaza de que el equipo abandonaría el estado. 

Así, bajo la premisa de mejorar la experiencia de los aficionados, la firma HOK Sport inició obras ese mismo año para reemplazar el antiguo “Big Sombrero” (Tampa Stadium). El nuevo venue abrió sus puertas en 1998, tras una obra de tres años y una inversión de un poco menos 169 millones de dólares.

Un nuevo barco para los bucaneros

Al ser la comodidad del aficionado el eje central del proyecto, los asientos largos en forma de banca quedaron atrás. En su lugar, se establecieron amplias butacas individuales (1/2 m2) con una generosa separación entre ellas (81 cm como mínimo). Asimismo, se planearon 195 suites privadas, llevando la capacidad oficial del lugar a 65,857. Sin embargo, ésta puede expandirse hasta 75,000 para eventos especiales, utilizando parte de los 12,000 asientos extras para staff y equipo. 

A través del estadio se encuentran 52 diferentes puntos de venta, distribuidos con el objetivo de reducir al máximo los tiempos de espera. 

Los colores de la franquicia se distinguen en el interior del estadio. El rojo domina la mayoría de las gradas, mientras que en el ala oeste se define una sección gris.  No obstante, la atracción principal del Estadio Raymond James, sin duda, es la réplica de barco bucanero de más de 30 metros de largo que se ubica en la sección noreste de las gradas. Una sección de asientos montada sobre esta estructura de acero y cemento permite que algunos afortunados vivan una experiencia sin igual en la NFL.

La ambientación marítima se extiende al extremo opuesto del barco. De este lado, un par de fachadas hacen las veces de una pequeña villa pesquera conocida como “Bucanneer Cove”. 

Interior Estadio Raymond James blog MMATT Arq
Interior Estadio Raymond James
Photo credit: PauloAlmeidaPhotography / Shutterstock.com

Para llevar la experiencia a todos, dos pantallas de alta definición de 890 m2 (conocidas como sistema “Buc Vision”) dominan los extremos del campo de juego. En conjunto, el espectacular juego de luces y sistema de audio, recrea las explosiones de los cañones laterales del barco cada vez que los ‘Bucs’ cruzan la zona de anotación o llegan a territorio rival.

El estruendo de los cañones, en combinación con el sonoro aliento de los aficionados y la continua brisa de la bahía producen una de las experiencias más peculiares de todos los estadios de la NFL. 

El Estadio Raymond James ya había tenido la suerte de albergar un par de Súper Tazones. Sin embargo, desde este fin de semana puede también presumir ser el único inmueble de toda la NFL que ha visto a su equipo ganar. El pasado 7 de febrero de 2021, los Bucaneros vencieron 31-9 a los Kansas City Chiefs en el Super Bowl LV. 

MMATT Arquitectos

About MMATT Arquitectos

MMATT Arquitectos

Creamos espacios arquitectónicos que se adaptan a las necesidades específicas de cada uno de nuestros clientes, sin dejar de lado la innovación.

CONTACTO

Avenida de los Insurgentes Sur 863 piso 7

Ciudad de México C.P. 03810

556839 4993

555293 9525

contacto@mmatt.mx

© 2016 Desarrollado por  T7marketing