Arquitectura Románica, características y obras

MMATT Arquitectos

¿Te apasiona la arquitectura románica? Conoce más sobre este estilo.

El Románico es un estilo arquitectónico vigente prácticamente en toda Europa desde el siglo XIX hasta el XII, cuando surgió el Gótico. Existen varios románicos, según la región donde se desarrollaron -como el Carolingio en Francia y Alemania, y el Lombardo, en Italia- pero todos coinciden en erigir sólidas construcciones de mampostería con volúmenes articulados y en su mayoría cerrados, con apenas pequeños vanos. Es una arquitectura basada en el arco de medio punto, por lo cual las cubiertas son limpias bóvedas de cañón corrido.

El Románico surge en la medida en que ya no sólo se parte la piedra con martillo sino que es posible tallarla en sillares regulares y aparejarla, al modo que se hace actualmente con piezas fabricadas con moldes, como los tabiques de arcilla o cemento.

Los grandes muros de carga y el arco y la bóveda son los elementos estructurales principales del Románico, pero también existen otros importantes como los contrafuertes, el abocinamiento de los vanos debido a lo grueso de los muros, y otro tipo de cubiertas logradas con armaduras de madera.

En sentido espacial, las plantas de los edificios románicos son regulares, ordenadas, y sencillas; sobre todo cuando se comparan con los estilos que vendrán con los siglos, especialmente con el Gótico.

Construcciones emblemáticas de la arquitectura románica

El Románico es el más antiguo entre los grandes estilos arquitectónicos, y en muchísimas ocasiones los edificios construidos bajo este estilo fueron renovados con los principios de los subsecuentes; en otra buena parte de los casos se abandonaron y quedaron en ruinas. Es por ello que quedan pocos ejemplos puros, en pie, y bien conservados.

Algunos de ellos, declarados Patrimonio de la Humanidad, son:

  1. La Catedral Imperial de Espira, en la región alemana de Renania-Palatinado, del siglo XI.
  2. La Catedral de Durham, en Inglaterra, de finales del siglo XI.
  3. El soberbio conjunto arquitectónico de Pisa, en Italia, construida entre los siglos XI y XII.
  4. La Catedral de Módena, en Italia, construida entre los siglos XI y XIV.
  5. La Basílica de Vézelay, en Francia, del siglo XII.
  6. La Iglesia de San Clemente de Tahull, en Lérida, Cataluña, consagrada en el siglo XII.

Al igual que la arquitectura barroca, la arquitectura románica ha logrado ganarse un lugar entre nosotros con sus bellos acabado, ¿cuál es tu favorita?