6 maneras para balancear el estilo y confort en tu casa

¿Quieres una casa con mucho estilo y confort? Aquí te compartimos algunos consejos para que logres el balance perfecto entre estos elementos.

Después de un largo y estresante día, tu hogar es el santuario donde puedes olvidarte de la tediosa rutina diaria. Todos deseamos complacer estéticamente a nuestros sentidos de la mejor manera posible, especialmente cuando pensamos en diseñar el espacio en el que vivimos para que sea un lugar con estilo y confort.

Lograr la mezcla exacta entre un buen gusto en el estilo y confort que genere un ambiente relajante puede llegar a ser un reto para algunos con el que, inclusive, los más renombrados estudios de diseño de interiores llegan a batallar. Sin embargo, puede ser una noción exagerada si lo llamamos una “Misión Imposible”.

Hoy en día, para lograr el confort, la gente suele comprometer el estilo por crear una sensación de comodidad, a diferencia de otras épocas donde reinaba la formalidad. De acuerdo con Young Huh, un diseñador de la ciudad de Nueva York, “un estilo de vida relajado es algo que la gente busca más y más cada vez, y sus casas están reflejando esto”.

La pregunta que normalmente nos hacemos es: ¿Un santuario en el cual refugiarse del estrés exterior, puede ser logrado solo a costas de un estilo lucrativo? Sin embargo, con algunos consejos inteligentes, un balance entre estilo y confort puede ser logrado de manera exitosa para un hogar que busca ser no solo ameno, sino lujoso:

  1. El confort requerido debe ser irreemplazable

Realmente no te importará que tan lujoso, moderno y cool se vea un sofá, cama o piso si no es relajante ni se siente bien sentarse, dormir o caminar en él durante mucho tiempo. Cuando estés comprando accesorios para tu casa, te recomendamos ampliamente conservar el confort sobre todas tus prioridades. Actualmente existe un mercado masivo de muebles y no será todo un reto que encuentres muebles ultra elegantes, pero acogedores y a un excelente precio.

  1. Diseña de acuerdo con tu sentido estético

Los conceptos de belleza y fealdad son componentes esenciales en nuestras vidas. Cada quien tiene su gusto propio, el cual es juzgado de manera subjetiva y universal, por lo que es de suma importancia conseguir una sensación de satisfacción y placer después de diseñar el lugar donde habitamos.

Lo que define a una habitación o casa con un diseño interior perfecto podría ser meramente un acto de rellenar los espacios con decoraciones y muebles de moda. Por lo tanto, lo más prudente es invertir tu dinero en aquello que quieres y no en lo que los demás piensan que es correcto. Al final del día, tú eres quien pasará el tiempo en ese lugar, no las otras personas.

  1. Piensa antes de planear la decoración

Siéntate en cada habitación de tu casa, de una por una todos los días. Mira atentamente a tu alrededor, siente lo que te inspira cada rincón y en cómo querrías que esos espacios estuvieran ordenados, qué colores te darían tranquilidad, si quisieras que ciertos recovecos permanecieran como espacios abiertos o preferirías  llenarlos con accesorios grandes.

Planéalo todo: desde la iluminación hasta los colores de las paredes. Debes estar seguro(a) de cómo quieres que quede el producto final en tu cabeza, antes de hacerlo realidad. Recuerda que, aun contratando diseñadores de interiores para que remodelen tus espacios, ellos solo te estarán proporcionando una imagen de tus propios pensamientos, pero de una manera profesional.

  1. Mantén la línea tradicional paralela a la de la modernización

Aunque la modernización es concebida como una transición de lo tradicional a un punto nuevo, durante la renovación o decoración de tu casa con estilo y confort, una mezcla tanto de lo moderno como lo tradicional (regularmente conocida como estilo transicional) es considerada uno de los secretos detrás de una casa agradable, acogedora y bien amueblada.

Para incorporar un toque de ambas cosas, te recomendamos elegir interiores de madera con una combinación de elementos vintage pero de moda y una selección de colores suaves en acabado mate.

  1. La naturaleza como promotora de salud y potenciadora de belleza

¿Cómo podemos olvidarnos de mencionar a la naturaleza mientras discutimos sobre mezclar estilo y confort? Sabemos que este elemento juega un papel vital en la salud y bienestar de los seres humanos, por lo que contar con algunas plantas ornamentales en tu hogar tiene una suave influencia en tu visión y pensamiento. Asimismo, esos toques verdes que proporcionan las plantas, atraen energía positiva, carácter y belleza a cualquier espacio.

Las plantas proporcionan un look retro refrescante a tu hogar. Existen una gran variedad de plantas para interiores y millones de ideas para exhibirlas de una forma imponente. Puedes visitar cualquier vivero cercano para comprar algunas y colocarlas en algunos rincones de tu casa para darles vida. No te preocupes si no eres muy bueno(a) con las plantas, pues existen variedades que no necesitan mucho mantenimiento y se ven increíbles.

  1. Las telas suaves son indispensables

Algunas veces pasarás el día entero en tu sala sin hacer nada más que estar sentado(a) o acostado(a), por eso deberás asegurarte de que tu sofá y cojines tengan la tela ideal: suave, blanda, esponjosa y súper cómoda.

Poner fundas de algodón en las almohadas, otomanes y cobijas, en lugar de la tapicería estructurada de cuero grueso, hará que te sientas relajado(a) en tu propio hogar. De manera similar, puedes optar por una alfombra suave pero con mucho estilo para el piso de tu sala. Esto no solo le dará una explosión de grandeza a tu habitación, sino que también te hará sentir como si caminaras sobre nubes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_MXEspañol de México
× Atención Exprés