Log Homes: más que una tendencia arquitectónica

Las Log Homes han hecho que múltiples estudios arquitectónicos volteen la vista a este tipo de construcciones. Sin embargo, esta tendencia nació como una necesidad, antes de convertirse en una meta estética.

El concepto de las Log Homes o Timbers, por sí mismo, suena como una tendencia novedosa en el mundo de la arquitectura, pero en realidad es una respuesta a la necesidad de una población muy específica. Quienes viven en países nórdicos, debido al clima tan extremo que deben tolerar, buscan generar una vivienda con las características adecuadas para hacerlas eficientes y, eventualmente, optimizarlas en función y estética.

Para lograr que sus viviendas contengan estas características específicas que los ayuden a aguantar los crudos inviernos, las Log Homes combinan materiales típicos de la región, principalmente madera y piedras obtenidas de los alrededores, pues estos elementos son altamente térmicos y que son de gran utilidad en entornos que pueden alcanzar temperaturas de hasta -20° Celsius.

La masa térmica de la madera, ayuda a mantener la temperatura interna de las casas, haciéndolas cómodas y aptas para cualquier época del año. La madera utilizada en los muros, recolecta y almacena la energía para después irradiarla dentro de la casa. Siempre que las Log Homes se mantengan selladas adecuadamente, serán eficientes energéticamente, ahorrando del 15 al 20% más de energía que las casas normales.

La estructura completamente fijada con grandes pilares de madera casi del diámetro de un árbol, con fuertes basamentos de piedra funcionando como cimientos, genera espacios amplios. Así se logran construcciones con una gran durabilidad, pues se han reportado casos en los que han sobrevivido, hasta por más de 100 años, a las inclemencias del clima en regiones como Rusia y el norte de Europa.

Asimismo, este tipo de construcciones han permitido que sus habitantes eviten problemas de moho, hongos o plagas de insectos, pues con solo inspeccionar los troncos que componen la estructura, se pueden dar cuenta de la magnitud de los daños, reduciendo los costos de reparación. En comparación con una casa convencional, donde las cavidades de las paredes selladas, se convierten en un refugio de estos deterioros.

Por otro lado, gracias a que los materiales de construcción son principalmente orgánicos, resulta una construcción que se mezcla perfectamente con la tipografía del lugar, integrándose fácilmente con el panorama en lugar de imponerse. Además, este tipo de viviendas hechas de troncos macizos, hacen que se aproveche el registro de carbono contenido en los registros de circulación de la casa.

En cuanto a la tecnología, las Log Homes no están peleadas con los avances, pues actualmente es posible habilitarlas para crear cableados escondidos que permitan la instalación de todo tipo de gadgets y herramientas, desde puertas automatizadas, generadores de emergencia, sistemas de seguridad y redes WiFi que permitan a los habitantes comunicarse a través de sus dispositivos móviles.

A pesar del propósito fundamental de las Log Homes, la arquitectura de las mismas fue un paso más allá, dándoles un sello característico con detalles en el tallado de sus maderos, amplios vanos bien protegidos, techumbres a dos aguas para la caída de la nieve, y un diseño novedoso en sus muros principales, intercalando las vigas de madera para generar una mayor rigidez, sin necesidad de columnas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_MXEspañol de México
× Atención Exprés